Se acerca el día de San Valentín y este año quería hacer un post de inspiración al respecto pero conociendo un poco sobre el origen de esta celebración, que a pesar de que se diga que es algo que han creado los grandes almacenes para aumentar sus ventas en estos difíciles meses de inicio de año, lo cierto es que nop… su origen se remonta a la época del Imperio Romano, ni más ni menos… 😉

San Valentín era un sacerdote que, hacia el siglo III, ejercía en Roma. El emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras, San Valentín ni corto ni perezoso consideró el decreto injusto y desafió al emperador celebrando matrimonios a jóvenes enamorados en secreto. El emperador se enteró y como este sacerdote contaba con gran prestigio en Roma lo llamaron a palacio y el gobernador intentó persuadir al emperador de que no encarcelaran a San Valentín pero no fué así, es más, Claudio II quiso ridiculizar a Valentín y ponerle a prueba y lo retó a que le devolviese la vista a su hija Julia que nació ciega, Valentín aceptó y en nombre del Señor le devolvió la vista. Claudio, finalmente ordenó que martirizaran y ejecutaran a Valentín el 14 de febrero del año 270. La joven Julia, en agradecimiento al santo plantó un almendro junto a su tumba y de ahí que el almendro sea el símbolo del amor y la amistad.

Bueno, después de esta parrafadilla sobre el origen de San Valentín, os dejo con unas imágenes inspiradoras… que tengáis una gran semana y este viernes os propongo una receta para este día tan especial… 😀

 

 

 

 

Anuncios