Ya sabéis que tenía un bellísimo evento, la boda de una de mis mejores amigas y para ello, le hice unos cupcakes que formaron parte de un Candy Bar realizado por Chic Candy Bar, que realiza unos trabajos preciosos, os recomiendo visitar su web.

Aquí empieza la peripecia…sin mucho tiempo, lo cierto es que necesitaba practicar el horneado de minis, y no en si por el horneado, sino por que la primera y única vez que los había realizado, me quedé corta en algunos minis y la magdalenita quedó muy baja…calculé mal la cantidad de masa que hay que echar en las cápsulas, sí, ya sé que es 2/3, pero con unas cápsulas tan chiquitas…no es fácil, creedme!!! 😉

La conclusión es que hice una tanda solo para probar la cantidad a echar…poco más y se me salen del horno…una vez por poca masa y otra por mucha…madre mía!!!!! Menos mal que solo eran para medir…

Llegaba el momento definitivo…tocaba hornear los buenos…que nervios… quedarían bien??…estuve poco a poco calculando…me llevo mi tiempo, eh!!! 😀

Pero lo cierto es que quedaron muy bien, no le hice foto a los cupcakes sin cobertura…pero quedaron asi de monos…

DSC_1981

FELIZ SEMANA!!!!!! 😉

Anuncios