El motivo de esta receta es que se acerca Acción de Gracias, y como siempre os he dicho, a mi me llama mucho la atención este día… he decidido traeros un postre típico de este día… El pastel de pecanas
 
Ahora llega el mejor asunto…qué son las pecanas?? 
Pues son nueces, si son nueces, de echo es el fruto insignia de Texas, así que si no encontráis nueces pecanas, la hacemos con nueces de nogal que digo yo que de sabor irán más o menos…algo menos amargas las nuestras por lo visto… 😉
 
Manos a la obra dulceros míos, quiero comentarios y resultados!!! 😀
 
Aclarar que la medida en tazas es una medida standar… un día prometo poner un cuadro de correspondencia…
1 taza de harina 160 gr
1 taza de mantequilla 225 gr
1 taza de almendras laminadas 80 gr
 
Ingredientes
 
2 tazas de harina
2 cucharaditas de levadura en polvo
1 cucharadita de canela en polvo
1/2 cucharadita de nuez moscada molida
1 taza de azúcar
1/2 taza de mantequilla
2 huevos grandes
1 cucharadita de extracto de vainilla
2/3 taza de leche evaporada 
3 tazas de manzanas para hornear, finamente picada
3/4 taza de pecanas picadas
Azúcar en polvo
 
Realización
 
Precalienta el horno a 170 ºC y engrasa un molde para hornear.
Añade en un tazón la harina, la levadura en polvo, la canela y la nuez moscada Bate el azúcar y la mantequilla en un tazón grande, para mezclar, hasta obtener una consistencia cremosa. Agrega, alternándolas mientras las vas batiendo, pequeñas porciones de la mezcla de harina y de la leche evaporada, por último añade las manzanas y las pecanas a la mezcla. Reparte todo por el molde.
Hornea el pastel de 40 a 45 minutos o hasta que al insertar un palillo de madera y éste salga limpio. Déjalo enfriar dentro del molde sobre una rejilla de metal durante 20 minutos.  Espolvorea el azúcar en polvo antes de servir, Et voilà!!!!

Parece fácil, no??? 😀

Anuncios