En estos meses, ha habido alguna peripecia y la verdad sea dicha no recuerdo muchas cosas de ellas…pero aún asi os iré enseñando al menos las fotos y demás…
 
Pero sin duda algo que ha marcado y que ha supuesto una gran experiencia fue formar parte de una colaboración con Caritas para impartir un taller de cupcakes para la infancia, aunque supuso un gran reto en muchos sentidos y no termino como nos hubiera gustado (el horno no funcionó correctamente) pues lo cierto es que me quedo con la ilusión de esos chavales por llevarse su cupcake a casa, por como a pesar de la espera tuvieron muchísima paciencia y aunque la realidad es que cuando las cosas no funcionan como tu habías previsto y ves la desilusión de 46 niños en sus caras te desvaneces y sientes que algo no has hecho bien, al final esos monitores que tienen lograron sacar la solución horneando ellos los cupcakes y decorándolos con ellos en la siguiente actividad.
 
Bueno a mi modo quería agradecer que contaran conmigo para esa actividad, que me hicieran sentirme tan bien y que ojalá todo hubiera ido un poquito mejor…
 
Aquí os dejo el cupcake que llevaba de ejemplo eran pollos punk… asi los íbamos a decorar y asi los decoraron…

DSC_1562

Anuncios