De nuevo por aqui para contaros ptra peripecia… Lo cierto es que hacía mucho tiempo que no cake popeaba y claro volver a ellos fue todo un triunfo…
Como os comenté en el pasado post mi musa de los postres debe estar algo ausente por que tuve unos cuantos contratiempos…quién lo hubiera dicho a estas alturas?? Yop tal vez sip 😉
El primer contratiempo lo llevé a cabo cuando con la intención de colorear mi bizcocho de morado después de hornearlo quedó con este azul raro…

100_2916

 

 

 

 

 

 

Por si no fuera suficiente decepción…comencé a calentar los candy melts blancos y todo parecía ir bien pero comenzaron a salir como grumos… Qué está pasando???

Afortunadamente no tuve ningún suicidio…las cake balls se convirtieron en cake pops sin ningún contratiempo…único momento de suerte en la receta!!!!

A lo que ibamos una vez que tuve preparados los cake pops y los candy melts con grumitos procedí a la inmersión…cuando comencé a sacarlos de su baño una cosa extraña empezó a sucederles… Quedaban como cuarteados!!!! Pero que les pasaaaaaaa!!!!! Aún no he logrado averiguar que sucedió pero lo arregle volviendo a sumergirlos en candy melts…ahora tenian mejor resultado!! : D
Pero no quedó aqui los contratiempos… Que va!!!!
La cuestión es que trataba de hacer unos cake pops del prota de Pesadilla antes de Navidad, pero otra nueva decepción se aposentó en mi…mi rotulador de tinta comestible no pintaba sobre los candy melts!!!! Asi que tuve que dejarlos simples y blancos… Al menos no dessentonaron junto a unos cuantos fantasmas que dibujé para decorar…
El sabor era el de siempre eso sip, al final es lo que más importa pero cuando estas cocinando y nada queda como quieres… Te entra la desesperación….
Ahora os dejo con unas fotos de estos cake pops…junto con el pastel de calabaza…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

A más ver!!!! 😉

Nota: 7/10 ( mi comité de calidad no pudo dejar ni uno!! )

Anuncios