El motivo de este encargo fué un cumpleaños, la verdad es que no tuve ningún contratiempo a la hora de realizar estos magnificos cupcakes, lo único a resaltar fué que:

– Por fin logré ir añadiendo la leche a la masa de la magdalena (receta aquí) con una espatula y he de contaros que la masa quedó algo menos líquida e igual de espectacular! 😉

– Encontré unos toppers geniales en internet, asi que quedaron lindisimos…

 

 

 

 

 

 

– Estrené mi boquilla nº 233 de Wilton con la que hice este mostruito… 😀

Os dejo la foto del resultado…

NOTA FINAL: 9/10, gustaron y mucho 😀

Anuncios