Esta es la historia de un jueves, de no importa que mes…(agosto?),
y de una mujer en la cocina, haciendo unos cupcakes,
no importa la harina en las manos, ni el sofocante calor,
ella pone cariño al trabajo e intenta que salga genial…la ra la, la ra la…
 
(A todo esto debeis poner de fondo la melodía de “El hombre al piano” de Ana Belén) 😀
Os dejo el link:  http://www.youtube.com/watch?v=5tvnP54A0VU
 
Bueno después de esta introducción voy a comentar mi batalla campal con estos cupcakes, si, si, digo batalla por que tuve que luchar contra la desesperación…ahora entiendo el plan B de “El gato con cupcakes” (siempre tienen una segunda opción por si la primera no sale como habian esperado).
 
Bueno pues…no tuve ningún problema a la hora de hacer las magdalenas base, ni cuando hice el frosting…pero llegó el momento de decorar…madre mía!!!!!, rapidamente logré realizar aquellos cupcakes de Bob Esponja…bueno ya había hecho los toppers con anterioridad…
 
El LOVE fué más traumático…en mi cabeza quedaba tan bonito!!
El corazón me dió más de un disgusto…no se me ocurría como llevarlo a cabo, después de intentar muchas cosas que no salian bien…llegó el definitivo…por fin!!!!!
 
 
 
La verdad es que los encargos generan nerviosismo pero crean una gran ilusión!!!!!!!!!
 
Muchas gracias a las compradoras y a una de mis rubias más queridas!!!!!  😉
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Nota Final: 8,5/10
Os deseo una gran semana!!!
Anuncios