Tal vez no os pueda contar siempre mis peripecias culinarias, ya que hay momentos en mi vida en los cuales es imposible encontrar el tiempo necesario para hornear y decorar.
 
Así que he pensado enseñaros aquello que voy aprendiendo sobre el mundo de la repostería. 😀
 
Hoy por primera abordadndo el tema, os voy a hablar de las diferencias en los tipos de colorantes y sobre aquello que he aprendido mientras leia y leia recetas y veia tutoriales sobre cupcakes.
 
Existen colorantes liquidos, en polvo, en gel o en pasta.
 
 Líquidosmás solubles, pierden color al hornear y hacen perder consistencia a la buttercream y al fondant, por tanto no muy recomendables para hacer cupcakes.
– Polvo: solo puedo deciros que tiñen mucho, por lo tanto hay que tener cuidado con echar producto puede transformarse en un color demasiado oscuro o intenso.
Gel o pasta: Es el más usado, permite dejar la consistencia tal y como es necesario en la buttercream, fondant y después de hornear permanece el color deseado.
 
Las expertas en cupcakes se decantan por esta última opción.
 
 
La verdad es que personalmente solo he probado los liquidos y lo cierto es que a lo mejor modificaron un poco la consistencia del frosting, pero eso no se noto mucho.
 
Los colorantes liquidos son más fáciles de encontrar ya que se encuentran en la mayoría de los supermercados. 
 
 
 
He de contaros una última cosa; el rojo y el negro son colores dificiles de obtener por lo que recomiendan usar el sugarflair extra red y el sugarflair extra black, ya que con el resto no logras estos colores tan intensos. Ambos son de textura en pasta.
 
Ah!!! Las marcas más usadas: Wilton, Squire Kitchen y Sugarflair.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Bueno espero que os sea de utilidad y os haya gustado. Si teneis alguna duda, estoy encantada de intentar resolverla. 😉
Anuncios